Dr. Facundo Manes: «El ajedrez es un buen deporte para tener la mente activa»

El pasado 21 de septiembre, el Dr. Facundo Manes, médico Neurólogo y Neurocientífico participó en el programa FRENTE AL TABLERO (los sábados a las 10 por radio AM1220 Eco Medios) en el «Día Mundial del Alzheimer». El investigador habló sobre las causas y consecuencias de la enfermedad y rescató al ajedrez entre las mejores actividades para tener en forma nuestro cerebro, como método preventivo contra la nueva epidemia del siglo XXI.

Desde 1994, y con el objetivo de concientizar a la población mundial sobre los alcances de la enfermedad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) proclamó el 21 de septiembre como el Día Mundial del Alzheimer; una afección considerada por científicos e investigadores en la nueva epidemia de este siglo.

Aunque sus síntomas fueron identificados por primera vez en 1907, por el médico alemán Alois Alzheimer y su colega Emil Kraepelin, se necesitaron casi cien años de estudios para definirla como una enfermedad gradual, crónica y progresiva que se caracteriza por la afectación de las funciones cognitivas (memoria, lenguaje, atención, viso espacial, etc.) como consecuencia de una muerte neuronal acelerada, que de manera irreversible conduce a la pérdida de la capacidad de las personas para desenvolverse de forma independiente en sus actividades habituales. Aún hoy, el mal es incurable.

Sin embargo, con el amanecer del siglo XXI nuevos avances de la ciencia médica están demostrando la utilidad del juego de ajedrez y su valioso recurso terapéutico; su uso como método transversal para el ejercicio de las funciones cognitivas básicas (atención y memoria) y ejecutivas (planificación, organización, secuenciación, etc.). Los resultados alentaron a la investigación en la batalla preventiva contra el Alzheimer; la tesis consiste en determinar si la práctica del ajedrez resulta capaz de entrenar a nuestro cerebro para protegerlo de las enfermedades degenerativas.

Se sabe que el Alzheimer no es parte del envejecimiento normal y es la causa más común de demencia; su principal factor de riesgo es la edad. Tamaña sentencia despierta preocupación porque en el siglo XIX, el ocaso del adulto era alrededor de 45 años (la enfermedad no tenía tiempo de manifestarse), y según el Ministerio de Salud de la Nación, para 2050, la expectativa de vida llegaría a las nueve décadas. Ergo, vivir más no significa vivir mejor.

Generalmente, el Alzheimer se visualiza después de los 65 años y se florea entre los mayores de 80, una etapa donde uno de cada dos adultos padece algún tipo de demencia. La Argentina junto a Uruguay, Cuba y Costa Rica, es uno de los países de la región en los que más rápido envejece su población; más de 500 mil familias argentinas tienen entre ellos a un familiar que padece Alzheimer.

El inquietante panorama se vuelve desalentador frente al pragmatismo de las estadísticas del Alzheimer´s Disease International; el organismo mundial que informó que se registran más de 48 millones de casos en el mundo, con un avance de 10 millones de nuevos enfermos por año. La progresión conlleva a que más de 75 millones personas se verían afectadas para 2030, y alrededor de 131 millones, en 2050. Se calcula que cada tres segundos alguien en el mundo es diagnosticado con demencia.

Frente a la dura realidad, el desconocimiento de las causas de la enfermedad y la contundencia de los números, ¿cuál sería el aporte que podría brindar el ajedrez para luchar contra el Alzheimer?, ¿Que su práctica estimule la memoria y la concentración será muestra suficiente para dar batalla?.

 

Aquí el vídeo (editado) con los 30´minutos de charla con el Dr. Manes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.