A 20 años de Kasparov-Deep Blue: cuando el ajedrez es una guerra y también un negocio

Kasparov en acción frente al operador de Deep Blue

Hoy se cumplen veinte años del triunfo de la computadora Deep Blue (de IBM) frente al ruso Garry Kasparov (por entonces campeón mundial de ajedrez), por 3,5 a 2,5, en un match a seis juegos celebrado entre el 3 y 11 de mayo de 1997, en el piso 35° de las oficinas centrales del Equitable Center en Nueva York.

Para muchos aquel resultado marcó el final de la supremacía humana en el dominio de una actividad lúdica y milenaria; el avance de la informática, su poder de fuerza bruta de cálculo (200 millones de jugadas por segundo) puso en jaque al estudio, experiencia e intuición, cualidades esenciales de los humanos. La batalla de las neuronas vs.chips había tenido un vuelco imprevisto. Ahora las máquinas se erigían líderes de una actividad dominada durante milenios por el hombre; la informática había resuelto el misterio del ajedrez.

 

Se trató del match revancha entre Kasparov y la firma IBM con su producto Deep Blue (una versión mejorada, de allí que se la bautizó como Deeper) del modelo del año anterior. Es que en Febrero de 1996, en la ciudad de Filadelfia Kasparov había barrido del tablero a la máquina (que analizaba 50 millones de jugadas por minuto) por un contundente 4 a 2. Y siete años atrás, en 1989, había vencido al prototipo de Deep Blue, conocido como Deep Thought por 1,5 a 0,5 luego de dos juegos.

 

Pero la gran apuesta del nuevo desafío en 1997, el valor agregado del duelo que fue anunciado por investigadores y científicos como una buena oportunidad para acercarnos al perfeccionamiento de la Inteligencia Artificial, y así utilizar a las máquinas para lograr una mayor exactitud en los procesos de búsqueda de tomas de decisiones (control del tráfico aéreo, pronósticos meteorológicos, mediciones de ensayos nucleares y creación de nuevos medicamentos) para beneficio de la humanidad, quedó guardado en el corazón del olvido. Así la batalla hombre vs. máquina escribió un capítulo, pero ésta vez cargado de dudas y preguntas que aún hoy no encontraron respuesta.

 

Es que tras el triunfo de Deep Blue, ese hardware de dos columnas de casi dos metros de altura, 1,4 toneladas de peso fue desmantelado de inmediato sin dejar registro de lo realizado. Apenas unas planillas ilegibles sin posibilidad de reconocer el árbol de búsqueda y selección efectuado por la máquina para elegir su mejor jugada fue entregada al árbitro del encuentro.

 

El campeón mundial, Kasparov sugirió durante el desarrollo del match que la computadora había realizado una jugada “humana”. Y algo más, en esa misma partida se rindió ante su rival de silicio cuando aún tenía esquemas que le aseguraban el empate. Por último, en el 6° juego, el ruso Kasparov cometió un error de principiante que lo obligó a abandonar la lucha en menos de una hora de partida, y así selló su suerte del match.

Kasparov se rinde tras caer en el 6° juego

 

De esa manera aquel circo marquetinero tuvo por principal ganador a la firma IBM. Es que si bien, International Business Machines Corporation había sido líder del mercado de máquinas calculadoras y oficina, el proceso de datos y luego las computadoras electrónicas durante gran parte del siglo XX, su reputación había sido puesta en duda entre los ochenta y los noventa. Su viejo eslogan: “Nadie ha sido despedido por comprar una máquina IBM” se leía como una representación del conservadurismo, una especie de dinosaurio burocrático comparado con su rival, Bill Gates y Microsoft.

Además, la falsa actuación de los equipos IBM durante los Juegos Olímpicos en Atlanta 1996 (errores en la clasificación) había redundado en efecto negativo ante la opinión pública y necesitaba urgentemente un cambio de paradigma.

Por ello IBM en ese desafío buscó -y consiguió- un golpe comercial. Atorado por las pérdidas financieras de principios de los ´90, el Gigante Azul vio tambalear su liderazgo frente a la aplanadora de Microsoft. Atrás de su competidor en Internet, IBM necesitó de un envión que ratificase su dominio. Lo encontró en el procesador RS/6000 SP, el alma de Deeper Blue. Y en su capacidad para evaluar 200 millones de jugadas por segundo que lo transformó en una especie de dios informático. El cóctel redundó con el record histórico de las acciones en Wall Street, allí IBM alcanzó u$s170 por unidad, dejando en claro al verdadero ganador de la batalla.

 

En tanto el plano deportivo quedó relegado a segundo plano; no se conoció las repercusiones y felicitaciones al equipo de trabajo de IBM, comandado por Chung Jen Tan, e integrado además por Joe Hoane, Joel Benjamin, Jerry Brody, F. H. Hsu y Murray Campbell. Ellos fueron los responsables de asestarle la primera derrota en un match al por entonces, reconocido por muchos, como el mejor ajedrecista de la historia pero nunca realizaron declaraciones tras el duelo.

 

Herido en su orgullo y frente a los micrófonos Kasparov puso en duda su derrota durante la ceremonia de clausura. “Esto no fue por mérito de Deep Blue, sino por mis propios errores y dudas” dijo el ruso, que antes había atacado la honestidad del equipo de IBM, al sugerir que como en el Mundial de fútbol de 1986 y el recordado gol de Maradona a los ingleses, esta vez en Nueva York durante la segunda partida, él también sintió que una respuesta de la máquina había sido ejecutada con la mano de Dios. “La máquina hoy exhibió extraños signos de inteligencia humana” había sido su comentario tras caer en el 2° juego.

Por último el duelo fue auspiciado por la Association for Computing Machinery (ACM), con una bolsa en premios de u$s1.100.000, una cifra ridícula para la ronda de millones que se dispararon por la publicidad del encuentro. La victoria de Deep Blue fue tapa de la mayoría de los principales periódicos del mundo.

El match  

En la planta baja del edificio se montó una sala para los espectadores; 500 aficionados ocuparon diariamente todos los asientos abonando u$s25 cada entrada. El día de la inauguración del duelo, la página www.chess.ibm.com recibió 9 millones de visita sólo durante la primera hora de la partida.

Kasparov se impuso en el 1er juego, y cayó en el 2do, donde planteó la sospecha de la ayuda humana que recibió la máquina. Fueron tablas las partidas, 3, 4 y 5. Y, de manera imprevista, cayó en el último juego, el 6°; en sólo 19 jugadas. En toda su carrera, de casi 35 años y más de 4000 juegos disputados, jamás a Kasparov le sucedió algo parecido.

Las partidas.

En diciembre último, Garry Kasparov participó de un encuentro con el filósofo y neurocientífico, Sam Harris, que le aseguró que su nombre pasará a la historia como el de la primera persona derrotada por una máquina en un duelo intelectual donde se encontraba el miembro más avanzado de nuestra especie. “Usted tendrá un lugar especial en nuestra historia, incluso, si esa historia la escriben los señores robots”.

 

“Sí es cierto”, respondió Kasparov, que agregó: “es un historia dolorosa, ya que estoy entrando a la historia como el campeón de ajedrez que representó a la humanidad en una búsqueda intelectual y fue vencido por la máquina”.

En esa charla, el ex N°1 del mundo del ajedrez contó que tenía planificado para el 20° aniversario de su match con IBM, publicar un nuevo libro bajo el título, “Pensamiento Profundo”.

“La razón de publicar este libro no tiene nada que ver con la idea o visión de saldar viejas deudas, sino que apunta a que no debemos quedarnos paralizados por un visión errónea del futuro. No debemos preocuparnos por la Inteligencia Artificial o robots súper inteligentes. Sería como si nos preocupáramos por el hacinamiento en Marte”. señaló Kasparov que se retiró de la actividad profesional el 10 de marzo de 2005.

A 20 años de su match con Deep Blue, el ex campeón mundial soltó una reflexión: “Mientras trabaja en este nuevo libro hice algunas investigaciones sobre aquel duelo, y he cambiado mi visión de algunos temas. Por ejemplo no se trata de una carta de amor a IBM, pero mi opinión hoy es que aquel juego mío y el de la máquina fue de muy bajo nivel. Hoy, se puede comprar cualquier juego o motor de ajedrez para una computadora portátil que le ganaría a Deep Blue con bastante facilidad”.

En cierre de la charla y consultado por los enfrentamientos entre hombre vs. máquina, Kasparov dijo: “Los problemas que los humanos se enfrentan es que no somos coherentes, no podemos jugar bajo una gran presión. Nuestros juegos están marcados por las buenas y malas jugadas, no errores. Pero las imprecisiones pasan inadvertidas jugando al ajedrez con humanos, pero muy llamativas ante una máquina. Y citó este ejemplo: “”el 90% de precisión es lo suficientemente bueno para la traducción de un artículo de noticias, pero el 90% de precisión para la conducción de automóvil es muy mala”.

 

4 comentarios

  1. Hernàn Yáñez

    Apasionante como siempre,felicitaciones Carlos!

  2. No man joe is right. I have played through all the killzone games and shadow fall just isn’t that good. Killzone 1 was kinda boring. Killzone 2 was amazing. Killzone 3 was very good aswell but the single player could have been a bit longer. Shadow fall starts of strong but after a while of playing the single player it just gets so boring and repetitive. The checkpoint system sucks and the game just expects you to know how to do everything. Also the characters are poorly written especially Kellan and the ending is terrible! The only thing about this game that actually lived up to the hype was multiplayer. I love being able to create my own warzone and all of the maps are really well designed. I hope if guerilla make a sequel they go back to the way killzone 2 and 3 were. I love this series and I would hate to see it end with such a disappointing game.

  3. Hello Web Admin, I noticed that your On-Page SEO is is missing a few factors, for one you do not use all three H tags in your post, also I notice that you are not using bold or italics properly in your SEO optimization. On-Page SEO means more now than ever since the new Google update: Panda. No longer are backlinks and simply pinging or sending out a RSS feed the key to getting Google PageRank or Alexa Rankings, You now NEED On-Page SEO. So what is good On-Page SEO?First your keyword must appear in the title.Then it must appear in the URL.You have to optimize your keyword and make sure that it has a nice keyword density of 3-5% in your article with relevant LSI (Latent Semantic Indexing). Then you should spread all H1,H2,H3 tags in your article.Your Keyword should appear in your first paragraph and in the last sentence of the page. You should have relevant usage of Bold and italics of your keyword.There should be one internal link to a page on your blog and you should have one image with an alt tag that has your keyword….wait there’s even more Now what if i told you there was a simple WordPress plugin that does all the On-Page SEO, and automatically for you? That’s right AUTOMATICALLY, just watch this 4minute video for more information at. Seo Plugin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *